Tagged: sociedad Toggle Comment Threads | Keyboard Shortcuts

  • Hugo 9:44 pm on April 22, 2015 Permalink | Reply
    Tags: Leyes, sociedad   

    El fin de la propiedad privada 

    John Deere, el fabricante de maquinarias de construcción y agricultura, y GM están intentando una jugada en las cortes que de resultarle bien va a ser de seguro copiada por los fabricantes de cualquier equipo con un computador dentro, desde una cafetera hasta un avión. Es decir, prácticamente todo objeto que opere con electricidad. La “brillante” movida de los abogados de John Deere fue decirle a la oficina de Copyright americana que los granjeros que pagaron por sus tractores, en realidad no son sus dueños (al menos no del software) y que más bien recibieron una licencia para operarlos durante su vida útil.

    La propuesta tiene un tufo a Apple, Sony y otras más con sus movidas anti-jailbreaking. Esperemos que las cortes resuelvan a favor de los consumidores…

     
  • Hugo 11:44 pm on October 2, 2014 Permalink | Reply
    Tags: , , , sociedad   

    Fundamentalismo y dopamina 

    Me gustó mucho la hipótesis de este investigador:  la cantidad de dopamina que genera un individuo puede determinar su grado de devoción religiosa.  Inclusive podría ser tan influyente, que su exceso podría explicar el fanatismo religioso de locos como los de ISIS.  Échenle una leída porque tiene cosas interesantes.

    Por cierto, el artículo me hizo recordar la brillante definición que le oí hace no mucho a Adam Savage a própósito de los efectos de Internet en el cerebro:  un smartphone no es más que un micro-dosificador de dopamina.

     

     
  • Hugo 8:43 pm on February 11, 2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , , sociedad   

    ¿Quién quiere un trabajo así? 

    Lo primero que me vino a la mente luego de leer la historia de Amazon en Rugeley, UK, fue Pittsburgh.  Los paralelismos entre Pitt y el pueblo del artículo son claros.  En lugar de la debacle del acero, tenemos carbón.  A cambio de la bio-tecnología y educación que lograron el llamado renaissance en Pitt, en Rugely tenemos a Amazon con un mega-centro de distribución. El problema es que hasta ahí parecen llegar las semejanzas.   La calidad y cantidad de trabajos no se ven por ninguna parte.  Esto es en parte gracias a agencias de empleo especialistas en mantener a buena parte de la gente como trabajadores temporales o sin ningún tipo de estabilidad laboral.

    Amazon’s software calculates the most efficient walking route to collect all the items to fill a trolley, and then simply directs the worker from one shelf space to the next via instructions on the screen of the handheld satnav device. Even with these efficient routes, there’s a lot of walking. One of the new Rugeley “pickers” lost almost half a stone in his first three shifts. “You’re sort of like a robot, but in human form,” said the Amazon manager. “It’s human automation, if you like.”

    Trabajos malos ha habido y habrá siempre.  Algunos dirán que eso es lo que hay; lo tomas o lo dejas.  El problema es cuando vemos que poco a poco, esos trabajos se van haciendo más comunes, las alternativas son inexistentes y la economía no va para ningún lado:

    […] Britain’s economists are also puzzling over why the economy remains moribund even though more and more people are in work. There are still about half a million fewer people working as full-time employees than there were before the 2008 crash, but the number of people in some sort of employment has surpassed the previous peak. Economists think the rise in insecure temporary, self-employed and part-time work, while a testament to the British labour market’s flexibility, helps to explain why economic growth remains elusive.

     
  • Hugo 11:03 pm on February 4, 2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , sociedad   

    Véanlo.Ya 

    Estoy viendo We are Legion, el documental sobre hacktivism, Anonymous y todo aquello que huela a contracultura web.  Búsquenlo porque está sencillamente excelente y lo van a disfrutar.

     
    • Gabriel 2:41 am on February 6, 2013 Permalink | Reply

      Excelente dato, siempre estoy en búsqueda de este tipo de cosas. Mis opiniones tan pronto lo veo

  • Hugo 7:04 pm on February 4, 2013 Permalink | Reply
    Tags: , , , sociedad   

    Más sobre los carros sin conductor 

    Hasta ahora lo que había compartido sobre el tema se enfocaba sobre todo en los ángulos legales y las preguntas éticas.  Este artículo del Spiegel no abandona esas preocupaciones, pero incluye más información sobre las dificultades técnicas.

    Una de las limitaciones actuales de la tecnología self-driving es la dificultad que tiene una computadora para reconocer objetos, cosa que los humanos hacemos sin esfuerzo.  Todavía faltan unos años para que una computadora sepa cuándo están frente a un objeto que puede arrollar (como un pedazo de cartón cruzando la autopista) y uno que no puede (como un coche de bebé).  Imaginen por ejemplo la reacción que tendrían al ver una pelota de fútbol atravesando la calle frente a ustedes.  Sin necesidad de pensarlo, saben que es muy probable que detrás venga un niño.  No sólo esquivarían el balón sino evitarían impactar con un niño que aún no se ve.  Para una PC no es tan fácil.

    Otra limitación interesante la da la tecnología de barrido de láser que mapea todo lo que está alrededor de un carro sin conductor.  ¿Cómo se comportaría esta tecnología durante una gran nevada o lluvia?

     
  • Hugo 7:31 pm on December 4, 2012 Permalink | Reply
    Tags: Fertilidad, , sociedad,   

    Children of Men? 

    No hay mucho más que agregar:

    The retreat from child rearing is, at some level, a symptom of late-modern exhaustion — a decadence that first arose in the West but now haunts rich societies around the globe. It’s a spirit that privileges the present over the future, chooses stagnation over innovation, prefers what already exists over what might be. It embraces the comforts and pleasures of modernity, while shrugging off the basic sacrifices that built our civilization in the first place.

    Aquí está el artículo completo.

     
  • Hugo 5:51 pm on August 9, 2012 Permalink | Reply
    Tags: , , , sociedad   

    El Meme de Nasa 

    Últimamente me parece que entender el fenómeno Meme es entendernos a nosotros mismos.  Hace unas semanas comenté y compartí un par de artículos que me gustaron sobre el tema.  Aquí va otro más, esta vez relacionado al último Meme viral, el  del “Nasa-Mohawk-Guy”.  Vale la pena leerlo para tratar de entender qué es lo que convierte una simple imagen en un fenómeno mundial.

     
  • Hugo 6:51 pm on May 15, 2012 Permalink | Reply
    Tags: , lujo, sociedad, Stradivarius, vinos   

    Estafando millonarios 

    Vivimos en un mundo que da un valor desproporcionado a lo raro o único.  A muchos les quita el sueño (y mucho dinero) ir a cenar en restaurantes ultra-exclusivos, tener un McLaren MP4-12C (hoy vi uno en la calle) o tomar un vino de $1,000 la botella.

    Aquí hay un par de historias que me gustaron.  Ambas muestran ese extraño deseo que tenemos de pagar grandes cantidades por productos o experiencias “mejores”.  Entre comillas porque por definición, esas experiencias  son sólo marginalmente superiores a lo que se puede conseguir con mucho menos dinero.  La cuestión no es si vale o no la pena gastar fortunas en alcanzar ese incremento marginal en calidad.  Para la mayoría de la gente, es más bien un tema de escoger en qué gastar.  Unos prefieren relojes o zapatos, otros comida o vinos pero casi todo el mundo tiene un tema donde su comportamiento como consumidor es poco racional.  La cosa se pone interesante cuando aparecen personajes dispuestos a satisfacer esa demanda tomando atajos.

    La primera historia es sobre Rudy Kurniawan, un joven coleccionista y, poco más tarde, falsificador de grandes vinos.  La estafa que montó es difícil de creer dado el poco tiempo en el que pasó de ser un desconocedor a quitarle millones a snobs y a más de un sabio.  Dentro de todo, se entiende hasta cierto punto dada imposibilidad de verificar en un 100% lo que a uno le venden, aún después de haber abierto la botella.

    La segunda es sobre Dietmar Machold, tal vez el más grande vendedor de Stradivarius a nivel mundial.  Aristócrata y millonario (que no siempre van de la mano), tiró por la borda un negocio de cinco generaciones quién sabe si como consecuencia de una desmedida presión por parte de sus bancos acreedores.

    Ambos casos tienen en común lo encantadores y persuasivos de los autores.  Alguien más recuerda a un tal Madoff?

     
c
Compose new post
j
Next post/Next comment
k
Previous post/Previous comment
r
Reply
e
Edit
o
Show/Hide comments
t
Go to top
l
Go to login
h
Show/Hide help
shift + esc
Cancel