Citizenfour

Es el documental sobre Snowden que ganó el Oscar. Si no lo han visto aún, les recomiendo que lo busquen. El tipo no sólo es interesantísimo, sino que la manera como él y los periodistas llevaron el tema es digna de admiración. Además, los números y el alcance de los programas de los gobiernos americano y británico son espeluznantes.

Si luego de verlo quieren más, dedíquenle una hora a “The Internet’s own boy“, sobre Aaron Swartz. La historia por supuesto es triste, pero al igual que con Citizenfour, no hay excusa para no estar enterados de lo que está pasando y quiénes están peleando por todos nosotros.