Afinando pianos

Este artículo lo lei hace varios meses y por alguna razón me acaba de volver a la cabeza. No recuerdo haberlo compartido en su momento, pero si me equivoco, perdonen la repetición.

El año pasado un profesor alemán anunció que había desarrollado un algoritmo capaz de afinar pianos. En mi ignorancia, lo que más me sorprendió cuando supe del “avance” es que no hubiese ocurrido antes. Yo pensaba que cada nota de un piano se traducía en una frecuencia predeterminada. En una escala las notas estaban separadas por saltos equidistantes de frecuencia. El artículo en cuestión explica por qué las cosas no son así de sencillas y por qué hasta ahora sólo el oido humano podía con la tarea de afinar. Está bastante técnico pero me pareció muy interesante.

Aparte, vale la pena como refuerzo sobre mi preocupación “pseudo-luddita” y más reciente obsesión sobre la automatización de cada vez más y más trabajos.