Caminando

Desde que mi vida cambio fundamentalmente a raíz de salir del trabajo, he comenzado a caminar muchísimo mas. Son muchas las razones. La primera, y la mas importante, es que la oficina donde estoy en la empresa de outplacement ejecutivo queda a 20 minutos de caminata de mi casa por una zona residencial urbana muy segura (en términos viales y de criminalidad). Ademas en esa oficina no tengo estacionamiento, excepto uno que cobra, y caro. La segunda es que gracias al tiempo adicional que tengo puedo ir al gimnasio, el cual queda a 10 minutos de caminata de mi casa, casi exactamente en el punto medio de la ruta anterior. La tercera, y la mas sorprendente es que mas del 75% de las oficinas en donde he tenido citas para entrevistas o reuniones de contacto quedan en un radio de 15 minutos de caminada de la oficina de outplacement, y de la misma manera los restaurantes y Starbucks en donde algunas personas te citan. Al final, camino para todos lados. Y dado el agresivo trafico limeño y la notable falta de estacionamientos en todos lados, ha resultado ser una bendicion.

Pero lo que quiero contar es acerca de los beneficios de caminar. Algunos evidentes, algunos sorpresivos. El primero, y quizas el mas obvio, es el impacto fisico. Es cierto, estoy corriendo en el gimnasio y en mis practicas de rugby, pero caminar al dia siguiente de correr 5 km es una maravilla. Uno siente como se alargan los musculos adoloridos, pero hay un efecto sicologico importante asociado. Cada vez me doy cuenta que camino mas rapido sin un mayor esfuerzo y los tiempos de viaje, no intencionalmente, se han ido acortando para las mismas distancias.
Un segundo beneficio, que me encanta, es que llego a mi destino con la cabeza completmanete despejada. Esto es particularmente importante cuando es lo primero en la mañana. Cuantas veces pasa que uno se sube al carro toadavia en piloto automatico, prende la musica y llega medio distraido al trabajo y toma entre un cuartto y media hora hora soltarse y estar completamente concentrado. Ahora que camino, llego a mi destino totalmente claro, listo para enfocarme mentalmente en lo que sea necesario. Y si ademas me tomo un cafe, ni que decir.
Tecero, la disponibilidad para pensar y filosofar. O la alternativa, igual o mejor, de escuchar podcasts. Lamentablemente son mutualmente exclusivas, pero ambas son geniales. En el primer caso, pensar sobre las citas del dia, las alternativas en la cabeza, tomar decisiones, la mayoria a nivel connsciente pero algunas tambien inconscientemente, es enriquecedor. Y en el segundo, ahora que he logrado encontrar Podcasts que realmente me gustan, he podido encontrar joyitas que relamente valen la pena. Mi rutina es tradicionalmente escuchar NPR 7am News, que dura pocos minutos, y luego un capitulo de The Economist o NPR Planet Money, Stuff to Blow your Mind, 60 Second Science o Radiolab. En otro post les paso dos capitulos que he escuchado hace poco que realmente valen la pena.
Finalmente, el beneficio mas inesperado de todos, pero en restrospectiva no tan raro, es la oportunidad que caminar te da de observar. He logrado ver, por lugares en donde he pasado manejando cientos de veces, casas que nunca habia notado, jardines, construcciones, personas y arquitectura que me ha llamado la atencion. Creo tener un conocimiento mucho mejor de mi barrio sin haber hecho nada mas que caminar por ahi con mucho mas frecuencia.

Me he hecho un firme compromiso que si mi próximo trabajo queda suficientemente cerca de la casa como para que sea realista caminar por las mañanas, que eso es exactamente lo que voy a hacer.