Trolling como forma de arte

Para nadie es un secreto que los comentarios que hace la gente YouTube son el punto más bajo (y divertido) al que puede aspirar la humanidad.  La mezcla de trolling, adolescencia, malos gustos y pésima ortografía hacen que pueda pasar horas entretenido.  Ahora, gracias a estos dos artistas/programadores inclusive no haría falta visitar Youtube y navegar entre videos de Justin Bieber para disfrutar de lo mejor de la prosa moderna.  Con tener un Kindle y un par de dólares sería suficiente para bajar uno de los e-books repletos de comentarios de YouTube automáticamente generados por un software escrito para tal fin.  Digo “sería” porque a Amazon no le gustó la movida y eliminaron la colección del catálogo del Kindle.

De cualquier modo, como diría el gran Rick en Casablanca:

“We’ll always have Bieber”