Aumenta la presión sobre el futbol americano

Sigue saltando gente al vagón que presagia que el fútbol americano tiene los días contados.

Por un lado, nada  más y nada menos que Malcolm Gladwell llega hasta a cuestionarse la moralidad de disfrutar de un deporte que deja claras secuelas en ex-jugadores.

Por su parte y a propósito del suicidio de Junior Seau (ex-jugador de los Chargers) Josh Levin de Slate nos pide que ignoremos el draft y las firmas de agentes libres y nos enfoquemos en la única discusión trascendental hoy en día:

¿Qué está haciendo la NFL a propósito de tantos antiguos profesionales han muerto o están mostrando daño cerebral siendo demasiado jóvenes?