La invención del diamante

Esta historia es apasionante.  Ante la caida en los precios de los diamantes en los años treinta luego del descubrimiento de las minas en Suráfrica la gente de De Beers montó el cartel más exitoso del que haya memoria.  Gracias a una inteligentísima campaña de mercadeo que incluyó a la Corona Inglesa y a los estudios de Hollywood el diamante se convirtió en el símbolo de amor “eterno” que es hoy en día.  Hay que leer este extraordinario artículo escrito en 1982 para entender el grado de manipulación al que hemos sido sometidos.  Les garantizo que más nunca verán su anillo de compromiso (o el que entregaron a las respectivas) con los mismos ojos.